¿Cómo es el proceso de inyección del plástico? 

El plástico es un material que ha revolucionado numerosas industrias desde su creación a principios del pasado siglo. Su invención tuvo lugar mediante la búsqueda de una alternativa a los materiales convencionales como la madera o el metal.  

Su uso se ha convertido en algo indispensable y está presente en casi cualquier objeto. Uno de los métodos más comunes para dar forma a este material es la inyección; este proceso se lleva a cabo mediante la fusión de piezas muy pequeñas de plástico llamadas pellets y su introducción en estado líquido en moldes que les dan su forma final.   

En Crediplast llevamos más de 30 años dedicándonos a la inyección de plásticos y en este artículo te contamos en qué consiste todo el proceso, desde una pequeña viruta hasta los objetos más complejos.  

¿Qué es la inyección de plástico?  

 

En la industria manufacturera, la inyección de plástico es un proceso fundamental que se utiliza para producir una gran variedad de productos. Consiste en la fusión de material plástico en forma de pellets dentro de una máquina de moldeo por inyección. Una vez que el plástico está en estado líquido, se inyecta en un molde con la forma deseada. A medida que el plástico se enfría y solidifica dentro del molde, adquiere la forma del mismo y se extrae como una pieza lista para su uso. 

Este proceso se utiliza en multitud de industrias, desde el sector del automóvil hasta el de la electrónica, pasando por el médico y el de bienes de consumo. Permite la fabricación de piezas con geometrías complejas y detalles finos, convirtiéndola en la opción preferida para la producción en masa de componentes de alta precisión. 

Además de su capacidad para producir piezas con precisión y rapidez, ofrece otras ventajas significativas. Por ejemplo, es un proceso eficiente en cuanto a costes, ya que permite la fabricación de grandes cantidades de piezas en poco tiempo. Además, al estar automatizado, garantiza una alta repetitividad y consistencia en la calidad de las piezas producidas. 

Máquinas utilizadas para la inyección de plástico  

 

En el sector de la fabricación de componentes plásticos, las máquinas de inyección son las absolutas protagonistas. Estas están diseñadas específicamente para el proceso de moldeo, donde el material fundido se introduce en moldes para crear piezas con formas y tamaños variados. Existen diferentes tipos de máquinas de moldeo, cada una con sus propias características, ventajas e inconvenientes. 

Hidráulicas 

 

  • Funcionamiento: utilizan un sistema hidráulico para aplicar presión al molde y llevar a cabo el proceso. El sistema hidráulico controla la velocidad y la presión, lo que permite una mayor precisión. 
  • Ventajas: son perfectas para la producción de piezas grandes y con geometrías complejas y tienen una gran capacidad de fuerza y resistencia.  
  • Inconvenientes: suelen ser menos eficientes energéticamente en comparación con otros tipos de máquinas. 

Mecánicas 

 

  • Funcionamiento: utilizan un sistema mecánico para aplicar la fuerza necesaria durante el proceso de inyección. Utilizan un motor eléctrico para accionar el movimiento del tornillo y la apertura y cierre del molde. 
  • Ventajas: son más eficientes energéticamente que las hidráulicas y ofrecen una alta velocidad de ciclo y una mayor precisión en la inyección.  
  • Inconvenientes: no son muy apropiadas para la inyección de piezas grandes debido a su menor capacidad de fuerza.  

 Eléctricas 

 

  • Funcionamiento: utilizan motores eléctricos para controlar todos los movimientos del proceso de inyección, incluida la apertura y cierre del molde, y el movimiento del tornillo de inyección. Son conocidas por su precisión y velocidad. 
  • Ventajas: ofrecen una mayor precisión en el control de la temperatura y la presión durante el proceso de inyección y son más silenciosas y respetuosas con el medio ambiente al no generar emisiones de aceite. 
  • Inconvenientes: suelen ser más caras que las demás.  

Híbridas 

 

  • Funcionamiento: combinan elementos de las máquinas hidráulicas, mecánicas y eléctricas para aprovechar las ventajas de cada tipo. Por ejemplo, pueden utilizar motores eléctricos para el movimiento del tornillo y la apertura del molde, con un sistema hidráulico para la aplicación de presión durante la inyección. 
  • Ventajas: ofrecen una mayor flexibilidad y eficiencia al combinar diferentes sistemas de accionamiento y pueden adaptarse a una amplia gama de aplicaciones y requisitos de producción. 
  • Inconvenientes: su mantenimiento es más complejo y costoso debido a la integración de varios sistemas de accionamiento.  

Cada una de ellas está diseñada para una aplicación específica, en las fábricas en las que se inyectan piezas de plástico es normal encontrar una combinación de varias de ellas.  

Ejemplos de inyección de plástico  

 

Las aplicaciones del plástico inyectado son prácticamente infinitas, este material se ha convertido en omnipresente en nuestra sociedad y casi cualquier cosa se puede elaborar con él.  

Aquí tienes una lista con los usos más comunes:  

  • Envases  
  • Componentes de vehículos  
  • Juguetes  
  • Electrónica  
  • Dispositivos médicos 

 Aunque estos son solo unos pocos ejemplos, este proceso se lleva a cabo en numerosas industrias para fabricar un gran número de productos. Por lo que se puede decir que la inyección de plásticos es un sector en constante crecimiento y que promete continuar innovando y ofreciendo soluciones eficientes y versátiles.  

Ir al contenido